BLOG

Growth Hacking: estrategias que impulsaron a grandes empresas online

¿Qué es el Growth Hacking?

Se trata de un término que se inventó Sean Ellis en 2010, podríamos decir que el Growth Hacking trata de utilizar técnicas alternativas que ayuden a un negocio (normalmente basados en internet) a crecer lo máximo posible con el mínimo gasto posible en recursos. Por tanto, aquél que aplica estas técnicas es conocido como Growth Hacker.

[bctt tweet=»Growth Hacking: técnicas alternativas que ayudan a tu negocio a crecer lo máximo con el mínimo gasto»]

Sean, antes de crear sus propias empresas, ayudó a varias compañías a despegar en internet, algunas con gran éxito e incluso con Ofertas Públicas Iniciales o IPOs por sus siglas en inglés Initial Public Offer.

Las IPO son ofertas públicas de acciones de una empresa privada que se lanzan con la finalidad de captar capital para poder expandir el plan de negocio. Normalmente lo hacen empresas jóvenes o startups, que pueden conseguir grandes cantidades de capital mediante este tipo de prácticas.

Los inicios del Growth Hacking

El Growth Hacking ha existido desde siempre, los departamentos de marketing de las empresas siempre han ingeniado nuevas formas ingeniosas de llegar al consumidor, de aumentar las ganancias… pero este concepto toma fuerza con la llegada de los negocios online, y Sean Ellis es un ejemplo perfecto de Growth Hacker.

Sean se dedicó durante bastante tiempo a impulsar empresas, una de las primeras fue Dropbox, en la que participó como jefe del equipo de marketing durante los primeros 6 meses de vida de esta conocida empresa de almacenamiento en la nube. Durante estos meses, el equipo liderado por Sean estableció las bases del éxito de la empresa con las siguientes técnicas de Growth Hacking:

 

  • Sencillez desde el inicio: nada más entrar en la web de Dropbox vemos una página muy simple donde se dan pocas opciones,  lo que vemos es un formulario de inscripción y una explicación sencilla de la herramienta. Está claro que buscan conseguir que los visitantes se registren en la plataforma.
  • Proceso de inscripción simple: la inscripción es muy sencilla, y una vez instalada la herramienta, se crean carpetas básicas con las que cualquier usuario puede empezar a usarla de forma muy intuitiva.
  • Recomendar a amigos: el boca a boca siempre ha funcionado cuando el producto es bueno, Dropbox incluso incentiva a los usuarios que refieren a amigos con más megas de almacenamiento. Un simple enlace en un correo electrónico hace que tú y tu amigo obtengáis megas gratis, y la empresa gana un nuevo usuario.
  • Difusión en Redes Sociales: cada vez que un usuario compartía en su red social favorita a Dropbox, se le regalaba más espacio de almacenamiento, con lo que los seguidores aumentaron exponencialmente.
  • Compartir archivos fácilmente: lo único que se tiene que hacer es copiar y pegar un enlace y el archivo se descarga, incluso para no usuarios, lo que hace que se consigan nuevos usuarios que se sorprenden por la sencillez de uso.
  • Disponibilidad en todas las plataformas: el producto está disponible para cualquier plataforma, algo básico hoy en día.

¿Sorprendido/a? Seguro que todas estas técnicas te suenan ya que hoy en día las usan muchas empresas en internet, pero la clave es que el equipo de Sean las aplicó de forma perfecta, consiguiendo que hoy en día Dropbox tenga un valor aproximado de 4 mil millones de dólares.

Técnicas de marketing Growth Hacking que usaron grandes empresas

Muchas de las grandes empresas que actualmente dominan grandes nichos online empezaron con relativamente pocos recursos, tuvieron que darle mucho al coco para crecer, haciendo gala de una gran imaginación en algunos casos. Os presentamos algunos de los ejemplos de técnicas growthhacking más increíbles:

Twitter

Todos conocemos esta red social, y si no eres usuario seguro que has leído algún tweet de otras personas. Cuando Twitter empezó tuvo una gran acogida, la gente empezó a crear cuentas y compartía los tweets de amigos y conocidos. Pero con el tiempo, los usuarios simplemente se cansaban y no volvían a usar la herramienta.

En ese momento, los encargados se dieron cuenta de que no debían seguir con las técnicas tradicionales, por lo que se decidió invertir mucho más en el producto en sí que en su promoción. Se realizaron pruebas en profundidad sobre la experiencia de usuario y la interfaz, posteriormente reconstruyeron el sistema entero en base a los resultados obtenidos.

Este giro radical supuso el gran éxito que tiene ahora Twitter y esto nos muestra que a veces, invertir en nosotros mismos puede ser la mejor opción de cara al medio-largo plazo.

[bctt tweet=»A veces, un giro radical de estrategia es la mejor opción en el medio-largo plazo #GrowthHacking»]

LinkedIn

Otra gran empresa que creció de 2 millones a 200 millones de usuarios aplicando una técnica de Growth Hacking que consiste en dar la posibilidad al usuario de crear perfiles públicos.
Esto fue un movimiento maestro para LinkedIn, ya que los perfiles de usuario de estos 2 millones de usuarios iniciales empezaron a indexarse en Google, y consecuentemente aparecían en los resultados de la búsqueda orgánica, consiguiendo una increíble visibilidad.

Facebook

Esta empresa desde el principio creó un equipo de personas expertas en varios ámbitos, lo que permitía aportar información desde diferentes puntos de vista.

Al principio tuvieron una gran decepción ya que no consiguieron usuarios tan rápido como se habían esperado: tenían objetivos poco realistas, como conseguir 200 millones de usuarios en 12 meses. Algo que posteriormente consiguieron, aplicando un gran número de estrategias de crecimiento.

La primera técnica que usaron fue crear widgets para que los usuarios pudieran insertarlos en sus webs o blogs, mostrando así las publicaciones que hacían en esta red social. Esto atrajo a millones de usuarios.

Otra técnica que desconcertó a muchos expertos en negocios, fue la de comprar proveedores de servicios en países en vías de desarrollo. ¿Por qué?, por la tecnología que tenían para conseguir direcciones de correo electrónico y así poder mejorar su email marketing.

Airbnb

Un caso muy conocido de Growth Hacking es el de esta empresa dedicada a facilitar alquileres de alojamiento entre usuarios. Al principio se utilizó una potente campaña de email marketing, lo que ayudó a impulsar a la empresa durante su primera etapa.

La jugada brillante que utilizó Airbnb fue la de utilizar la web Craiglist (una web de anuncios clasificados muy utilizada en EEUU e Inglaterra) para encontrar listados de viviendas en alquiler, posteriormente se pusieron en contacto con los dueños de estas viviendas para pedirles que colocaran sus anuncios en Airbnb, consiguiendo de forma sencilla miles de usuarios interesados, lo que acabó por impulsar a esta empresa.

¿Cuándo y cómo usar técnicas Growth Hacking?

Como hemos visto, este tipo de técnicas de marketing son muy interesantes y seguro que ya estás dándole al coco para aplicar alguna de ellas en tu propio negocio. Pero hay que saber cuándo y cómo aplicarlas, por eso antes de nada tienes que tener en cuenta muchos factores, sobre todo los que implican a tu producto en sí y a tu público objetivo, recuerda el equipo de Twitter frenando en seco e invirtiendo todos sus recursos en mejorar su propio producto. Un buen producto, enfocado totalmente hacia tu público objetivo es la fórmula perfecta para tener éxito.

¿Conoces más técnicas de este tipo?

Autor

¿Te han surgido dudas?

Contactar